Dixit – Reseña, Opinión y Como Jugar

Dixit

Dixit es un juego de mucha belleza por varios factores, siendo el principal de ellos sus hermosas ilustraciones algo que sin duda llama mucho la atención y que de no ser por ellas es probable que el juego sea tan popular como lo es. Este es un juego social con una mecánica simple de entender y que te resultará muy entretenido.

Reseña de Dixit

Dixit es un juego social donde el objetivo es conseguir ser el jugador con la mayor cantidad de puntos al final de la partida. Este es un juego donde la imaginación es muy importante, por lo que ofrece un momento de esparcimiento bastante entretenido. De hecho con unas pocas y sencillas reglas los jugadores van a pasar un rato bastante agradable.

No podemos decir que se trata de un juego muy competitivo, ya que si hay una disparidad demasiada alta entre los jugadores las partidas no van a fluir correctamente. Debido a que la pista que los participantes usen pueden volverse complicadas y nada útiles para descifrar. Esto perjudica todo el juego, tanto a los oyentes como al narrador, por lo que hay que tenerlo muy en cuenta. En cuanto a los detalles del juego tenemos;

  • Edad; +8 años.
  • Número de jugadores; 3 – 6.
  • Duración de cada partida; 30 minutos.
  • Mecánica; Selección simultánea, votación, storytelling.

Con respecto a lo que puedes encontrar dentro de la caja de cartón de dos piezas hay 84 cartas, 36 marcadores de votación, 6 marcadores de forma de conejito y un reglamento.

¿Cómo jugar Dixit?

La mecánica de este juego no es para nada complicada, en cada partida los jugadores van a contar con una mano de cartas con ilustraciones llamativas. Luego en cada turno un jugador va a ejercer de cuentacuentos, diciendo una frase relacionada con una de sus cartas. Mientras tanto el resto de los jugadores colocara una carta de su propia mano para que pueda encajar con la frase dicha por el cuentacuentos.

El objetivo de esto es que al menos un jugador acierte y otro falle, de este modo dependiendo de los votos del resto de los jugadores se entregarán una serie de puntos. Antes de entrar en más detalle, vamos a ver por parte como preparar la partida;

Preparar la partida

Lo primero que hay que hacer es barajar el mazo de cartas y repartir 6 a cada jugador, mientras que el resto de las cartas se mantienen en el mazo de robo. Se tiene que dejar el fondo de la caja en el centro de la mesa, para colocar los meeple con forma de conejitos sobre la posición cero del marcador.

A cada jugador se le debe otorgar un set de fichas de votación de su color, luego se toman las fichas correspondientes al número de jugadores en la partida. Debes saber que el resto no se reutilizan. Lo último que debemos hacer es escoger al jugador inicial.

Desarrollo de la partida

Como sucede en los juegos de este tipo las partidas se dividen en una serie de rondas en las cuales el jugador asume un rol de Cuentacuentos y el resto de jugadores son oyentes. Al iniciar la ronda el jugador Cuentacuentos tiene que componer una frase, una palabra o utilizar un sonido y jugar una de las cartas de su mano boca abajo en el centro de la mesa.

Mientras que el resto de los jugadores tienen que escoger una carta de sus manos de forma que se adecúe en la medida de lo posible con la frase dicha por el cuentacuentos. Hecho esto el cuentacuentos va a tomar todas las cartas jugadas, las barajara y revelará formando una fila. Así todos los jugadores han tomado una ficha, van a  revelar todas simultáneamente y se pasa a puntuar.

El cuentacuentos va a anotar 3 puntos si al menos un oyente ha fallado y un oyente ha acertado. Mientras que los oyentes van a anotar puntos de tres formas distintas; para empezar si este ha acertado la carta del cuentacuentos anotara 3 puntos, si todos aciertan o nadie lo hacen todos van a recibir 2 puntos e independientemente de los dos puntos anteriores el oyente recibirá un punto por cada voto que su carta reciba. Lo último es que cada jugador tome una carta para completar la mano a 6 cartas.

Fin de la partida

La partida finaliza justo en el momento que el mazo de robo se agota, en  este punto no se juegan más rondas. El ganador será el jugador que haya logrado conseguir más avance en el camino. Si hay un empate los jugadores van a compartir la victoria.

Conclusión de Dixit

Reseña de Dixit

En términos generales este es un juego recomendado para los niños y toda la familia. Aunque en un principio para los más pequeños puede ser un poco complicado, por tener que decir palabras o frases. Sin embargo, jugando de forma seguida van a ir adaptándose e irán mejorando, por lo que dejarán de decir palabras o frases muy obvias por otras más complejas.

Claro esto va a depender mucho de la edad de los jugadores, a partir de 6-7 años pueden tener ya mucha más imaginación van a poder decir frase cuando sea el turno del jugador. Este es un juego que genera una sensación única y tiene un ambiente bastante relajado.

Un aspecto que nos gusta mucho de este juego es que aunque hay ganadores, no es tan competitivo. Esto es una gran ventaja, ya que no es un juego que nos pueda frustrar o enojar, porque no vaya muy mal en cuanto a puntuación.

Lo ideal es jugar con niños, ya que como mencionamos es un juego donde la imaginación es importante y esto es algo que los niños tienen, por lo que se recomienda que jueguen. En general es un juego bastante popular que ha tenido varias expansiones, por lo que no hay que preocuparse por que el juego se torne repetitivo.

Concretamente son 8 expansiones que podemos encontrar, aunque hay una en particular llamada Dixit Odyssey que tiene el juego base con expansión y tiene algunos modos de juego nuevos y permite hasta 12 jugadores. En general es un juego bastante divertido, perfecto para toda la familia y con varias expansiones, por lo que es una opción bastante acertada.

Deja un comentario