God of War: El juego de cartas – Avance de Essen 2019

Caja de God of War

Quiero compartirlo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

La CMON tiene en sus manos una de las licencias más famosas de Sony: Dios de la Guerra.

Alegría y júbilo, sueños de un juego con maravillosas miniaturas inspiradas en la mitología helénica y nórdica, pero no: un juego de cartas asequible (unos cuarenta euros) que, desgraciadamente, parece haber sido fabricado de forma barata en cuanto a materiales e ideas.

Preparación

Los jugadores, tras discutir sobre quién se llevará a Kratos, se repartirán los otros cinco personajes de la caja. Cada personaje tiene poderes bastante peculiares: va de topoi clásicos del género, como Kratos centrado en el ataque o Freya en el apoyo a determinados twist como el bueno de Mimir (si no has jugado el último capítulo de la saga, ¿qué haces aquí?), que, al ser sólo una cabeza, puede unirse a los distintos jugadores apoyándolos de diversas maneras, ya que no puede tener un turno propio.

Una vez hecho esto cada personaje toma su baraja personal de catorce cartas. Estas cartas pueden tener un borde púrpura (jugable como apoyo en el turno de otros jugadores) o ser cartas de ataque/defensa, cartas con un modificador positivo (utilizable en ataque o defensa) o cartas con efectos especiales específicos de ese personaje. Además, cada uno de ellos tendrá un poder especial que se puede activar una vez que se llene la barra de rabia, gracias a los símbolos de algunas de las cartas que juegan.

Caja de God of War

En este punto lo único que queda es
elegir en qué aventura embarcarse
. El juego consta de seis cartas de misión. Se barajan y se sacan dos, colocándolos boca arriba en la mesa. A continuación, se extrae una tercera carta descubierta colocándola debajo de las otras dos, formando un triángulo invertido. Por último, se extraen tres de las cuatro cartas por encima de todas ellas.
jefe
disponible. De este modo, empezando desde abajo, crearemos el camino, de nivel en nivel, que tendrán que afrontar nuestros jugadores. Después de terminar el primer escenario, los jugadores elegirán una de las dos cartas superiores. La carta no elegida se dará la vuelta mostrando
malus
para nuestros héroes. Una vez terminado este nivel también, debemos elegir uno de los tres
jefe
girando los otros dos para conseguir el
malus
de ambos.

Cada misión muestra las cartas que formarán su «escenario» de entre las diez disponibles. Cada escenario consta, a su vez, de ocho cartas, divididas en dos filas de cuatro. Juntas, estas tarjetas crearán un verdadero escena extraída del videojuego. Básicamente un arte del título sobre el que se han pegado modelos 3D extraídos del propio videojuego. Estos modelos serán obviamente los enemigos a derrotar, con sus ataques especiales, puntos de vida y demás.

Flujo del juego

Cada escenario puede verse como una especie de rompecabezas para resolver: tenemos una misión final y varios enemigos que derrotar. Los jugadores pueden situarse en la fila superior o inferior, eligiendo una de las cuatro columnas sobre las que actuar. Hasta dos jugadores pueden ocupar la misma columna, con uno de ellos situado en la primera fila, para sufrir los ataques del enemigo. Los ataques cuerpo a cuerpo te permiten atacar sólo la fila y la columna en la que te encuentras, mientras que los ataques a distancia te permiten atacar las dos filas de tu columna.

Durante cada turno el jugador puede jugar todas las cartas que tenga en su mano sin límite alguno, pudiendo además realizar un movimiento libre, moviendo su personaje a la segunda línea de la misma columna o cambiando de posición completamente.
Los ataques se hacen simplemente jugando una carta de ataque con un modificador a su valor. El enemigo tirará ahora un dado de defensa con esta distribución de puntos de defensa: dos cerodos unun dosun cinco. Si el ataque supera o iguala los puntos de vida del enemigo, se puede activar el efecto específico de la carta. Normalmente este efecto parece convertir la carta de forma permanente o temporal, confiriendo además una mejora al jugador, normalmente representada por cartas cristal rotoútil en varias coyunturas.

God of War el juego de cartas
God of War el juego de cartas

Al final de cada turno y de cada
redondo
se da la vuelta a una carta
actualización
que indica
qué enemigos van a atacar
. Además, estas mismas cartas conformarán la lista de cartas que se adquirirán al final de
redondo
por parte de los jugadores para colocarlos encima de sus mazos personales.

En conclusión

La impresión, dicha entre dientes por un amante de la saga y ante el material disponible en su momento, es que CMON tenía esta licencia en sus manos sin tener ninguna idea para aprovecharla al máximo. Este juego parece ser un medio de retener los derechos mientras se espera encontrar la manera de hacer un proyecto mejor; o, simplemente, el coste de adquirir elementos adicionales de la licencia resultó ser demasiado alto.

A nivel de componentes estamos como mínimo y, teniendo en cuenta que estamos hablando de la CMONhace una cierta impresión sólo para escribirlo. Los paquetes de cartas de los distintos personajes tienen todos los mismos gráficos de fondo, un simple copia/pega del modelo 3D sacado del videojuego, y eso que no son simples +X escrito sobre un fondo negro. También el hecho de que en lugar de miniaturas tengamos standee algo desconcertante. Por el amor de Dios: el juego no requiere miniaturas, pero hablando de CMON uno esperaría más.

En el plano de la mecánica hay un par de buenas pistascomo el escenario modular sobre el que interactuar (Historias del tiempo), pero es poco teniendo en cuenta la calidad del material del que podrían tomar ejemplo. La defensa de los dados para los enemigos parece demasiado intrusiva, sobre todo teniendo en cuenta la idea de establecer las acciones y los ataques de los protagonistas mediante una mecánica basada en cartas, todo ello centrado en la resolución de escenarios que requiere una lectura cuidadosa de los mismos y de las acciones a realizar.

La longevidad del título parece verse mermada por la escasez de cartas de misiones y escenarios, sobre todo teniendo en cuenta que aún no hay expansiones en el horizonte. La impresión de una gran oportunidad perdida es, por desgracia, preponderante.

Súscribete a nuestro boletín

Te informamos de nuestros últimos contenidos

Posts Relacionados