Auf der Walz: avance de la Essen/GenCon 2019

Equipamiento para jugadores de Auf der Walz

Quiero compartirlo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

Lo que sigue es sólo el resultado de las elucubraciones tras la lectura de las normas y, por tanto, no tiene ningún valor de revisión.

Auf der Walz – que significa aproximadamente «a lo largo del camino», se inspira en los viajes educativos que los jóvenes aprendices europeos, típicamente alemanes, llevaban a cabo desde la Edad Media. En concreto, el juego está ambientado en el siglo XIX alemán, época en la que tradicionalmente se realizaban estos viajes tres años y un díadurante el cual los jóvenes vagaban como vagabundos modernos, viviendo de trabajos esporádicos y adquiriendo experiencia y conocimientos que quizás les serían útiles el día de mañana.

El título, publicado por Spielworxxlleva la firma del recién llegado Jimmy Maas y se beneficia de las ilustraciones del experimentado Harald Lieske, que ha puesto su sello en un montón de juegos que van desde Die Burgen von Burgund ad Arkwright. Un juego para dos a cuatro jugadores que por sentimiento su propio negocio un poco demasiadoAuf der Walz se lleva a casa en unos 40-45 minutos por jugador.

Equipamiento para jugadores de Auf der Walz
Equipamiento de un jugador de reglamento – a la derecha el salpicadero para las muescas

Los componentes del juego suelen hacer
referirse a las tradiciones y costumbres
peculiares de estos viajes -por ejemplo, el palo nudoso reproducido en algunas cartas y el atuendo conocido como Charlottenburger, que se transfigura en el tablero del jugador. La sensación, sin embargo, es la de un juego en el que cada parte quiere estar ambientada, pero el conjunto es al menos aséptico: la mecánica de
gestión de las manos
y recursos,
colocación de baldosas
,
puntos de acción
e
colección
set
– con un componente mínimo de
push-your-luck
– contribuir a
una sensación de abstracción general
al conjunto. Por supuesto: se trata de un producto de fabricación y acabado alemán.

El juego en resumen

Las reglas de Auf der Walzaunque bien escrito y sin dudas particulares tras la primera lectura, es sustancial; pero el flujo del juego es realmente bastante lineal.

Un partido se juega durante tres redondo completa – los tres años – y una redondo ronda final más corta -el día- durante la cual los jugadores deben jugar las diecinueve cartas de movimiento (seis por redondomás la final igual para todos). Las cartas de movimiento proporcionan entre uno y cinco puntos de acción y se barajan en un mazo de -precisamente- dieciocho cartas: como se roban seis cartas en redondoPor lo tanto, la distribución de los puntos de acción a lo largo de la partida no es la misma para todos los jugadores.

En cada turno se saca uno y se utilizan sus puntos de acciónpagando dos táleros, puedes sacar un segundo, a costa, obviamente, de jugar un turno menos en el redondo en curso. Los puntos que no se utilicen en una ronda se desperdician.

Los puntos se gastan básicamente en dos tipos de acciones: la movimiento a lo largo de los caminos – todos los jugadores comienzan desde el hexágono central – y elexploraciónque permite colocar nuevos hexágonos o una de las siete ciudades si se cumplen ciertas restricciones topológicas.

Ejemplo de juego Auf der Walz
Ejemplo de juego del libro de reglas

Luego hay toda una serie de acciones que no cuestan puntos de acción, pero que pueden requerir el pago de recursos – normalmente táleros o la maderita que representa el
«experiencia «muescas» en el personal
Estas acciones incluyen, por ejemplo, pernoctar en albergues donde uno puede hacer conocidos -por así decirlo- y asegurarse compañía (y habilidades) durante un tiempo; ir a posadas y planear encuentros con personajes como Carl Benz, Karl Marx y Otto von Bismarck de nuevo para obtener recursos y puntos de victoria; descansar, obtener cartas de habilidades -lectura, dibujo, música- que dan puntos al final de la partida.

Todavía se puede decidir visitar un ayuntamiento para dejar un rastro del paso de uno, obviamente a cambio de unos puntos; jugar un trabajo temporal para ganar un salario (generalmente decidido por un dado de seis) en táleros, uno de los cuales va al tope de subsistencia pública; o bien para trasladarse de un pueblo a otro en carreta, pagando mucho y recibiendo muchas miradas de desaprobación, porque aquí hay que hacer todo a pie.

Al final redondo se obtienen puntos por trabajos realizados (se dejan casitas, las de la ciudad valen el doble) y por la set de palos completos, según el color – volveré a hablar de esto más adelante. Al final del juego, todavía se obtienen puntos por el set de muescas, sino también para bueno o malo todos los elementos conservado en el Charlottenburger.

Quien tenga más puntos gana un pedicura.

Primeras impresiones

Como se ha dicho, a pesar de la cantidad de información, el juego parece fluir en lugar de forroLas acciones en sí mismas, aunque un poco frías, son en general rápidas de realizar; una excepción es la relativa a las posadas, que consta de tres fases consecutivas: la revelación de una carta de novedad, que hace que aparezca un personaje en alguna posada más o menos cercana; la interacción con un personaje posiblemente presente en la visitada por el jugador; un juego de dadospor lo que, sólo por el bien de ella, que debe involucrar a todos los otros jugadores – que deben apostar las probabilidades indicadas por el jugador de turno.

Esta última parte parece un poco desechable; en realidad, temáticamente tiene sentido y, en el transcurso del juego, introduce una variación más o menos fastidiosa que, en conjunto, al menos introduce alguna interacción – directo, por cierto, ya que el dinero se puede quitar- en un juego que, por lo demás, es esencialmente multisolitario (hay un submecanismo relacionado con estar en una casilla ya ocupada, pero que sólo sirve para dar algunos puntos extra y que, además, en menos de cuatro jugadores es probable que se convierta en algo totalmente secundario).

Auf der Walz ejemplo de movimiento de vagones
Ejemplo de viaje en carro de la normativa

En general, la sensación es la de un juego que -aparte de la baraja, cuya longitud no es fácil de evaluar sólo con el reglamento-
deja mucha libertad estratégica a los jugadores
Esto está claramente indicado por la presencia de mecánicas como la gestión de recursos y la recaudación
set
.
Tenemos que entender el nivel de profundidad
– y la longevidad- garantizada por los aspectos más tácticos -si se quiere- del juego: el robo de cartas (de un mazo que cuenta con dieciocho en todo caso); el orden en que se dibujan las losetas de paisaje, que obviamente deben orientarse según las calles, y las ciudades; las tiradas de dados cuando se requiera; los personajes que se dibujan en las posadas y albergues.

Notable el peso que parece darse a las muescasque suelen utilizarse como recurso para acceder a determinados beneficios y que, si se obtienen en grupos de cinco y así se bloquean hasta el final de la partida, proporcionan como se ha dicho puntos tanto en cada recuento intermedio como al final de la partida. (En diferentes modos, también se obtiene algo para los grupos que aún no están cerrados, o para las muescas de un color para el que ya ha llenado el espacio en el tablero).

Un elemento intrigante es el del sombrero que mencioné hace unos párrafos: al final de cada redondo el jugador con menos puntos se lleva de hecho el contenidopara tener un mayor o menor empuje para mantenerse -o tener la ilusión de seguir ahí: eso está por ver- en el juego. (El jugador con más, en cambio, se lleva una de las cartas con el palo nudoso, que dicho así no suena muy prometedor).

En resumen: este Auf der Walz parece ser un juego que podría merecer al menos una prueba, porque -aparte de algunos componentes que ciertamente no son amor a primera vista y algunas mecánicas que son cualquier cosa menos nuevas- parece ser un buen título, con incluso algunos aspectos originales. Lo desconocidocomo suele ocurrir con los juegos de la casa alemana, es el precioEl temor es que podría ser el equivalente a tres años y un día de trabajo.

Súscribete a nuestro boletín

Te informamos de nuestros últimos contenidos

Posts Relacionados